Invocación a Hekate por Aleister Crowley


Hekate de Maximilian Pirner

Invocación a Hecate

Por Aleister Crowley


¡Oh triple forma de oscuridad! ¡Sombrío esplendor!
¡Tú que eres la luna invisible para los hombres! ¡Tú la pavorosa cazadora!
Tú, coronada Emperatriz de los muertos sin Reina
Oh con tus senos de sangre, muy amargos y muy dulces
Invisible a la gentil primavera
Déjame llevarte a tu Santuario el brillo sepulcral
¡Yo degollare a las bestias brunas! ¡Yo otorgare el resplandor!
Aquel sembrado en el atardecer y cosechado en la penumbra
Bajo la moribunda Luna
A la medianoche iluminando tenuemente el Oriente
Y el negro cordero del vientre fenecido de la oveja azabache
Yo llevo y agito la lenta tonada infernal
Adecuada para el predilecto Sacerdote


Aquí donde las olas del Océano rompen los caminos
Negras pisadas se inclinan profundamente al abismo
Yo te alabare a ti con el beso sin nombre
Aquel pronunciado hacia la más lejana morada
¡Oh Tú, el mas supremo deseo! ¡Yo encenderé la hoguera!
Y entonces los salvajes demonios obedecerán la lira
Y entonces los lemures se reunirán y saltaran en frenesí
Engrillando mis pies en el lúgubre camposanto
Con caras que miran sus colas
¡Mi rostro reluctante! Yo lo consumaré
El atroz acto de adoración Oh renombrado
Miedo sobre la tierra, temor en el infierno
Y negro espanto en los cielos más allá del Destino


¡Yo escucho el gimoteo lobezno!
Yo escucho el aullido de los lobos sobre tu majestuosa forma
Que viene en terror desde tu tormenta
Y la noche cae con rapidez
Donde tus ojos se reflejan
Brillando a través de la niebla
Oh el rostro de la mujer nunca besada
Salvo por los que han partido cuyo amor es arrebatado por tus sentidos
¡A ti, a ti yo te llamo! Oh la Calamitosa! Oh la Divina
Yo, el único mortal que busca tu letal Santuario
Vierte la oscura corriente de sangre
El somnoliento y reacio río
Mientras tú atraes tus ojos a los míos
A mi, a través de los desbordados y desconcertantes sentidos
¡Que sostienen mi alma para siempre!


(Publicada por primera vez en el poemario Orpheus, 1905)

Adaptación al español por L.J. Tang

No hay comentarios :

Publicar un comentario