La Responsabilidad con la Naturaleza



La Responsabilidad con la Naturaleza 



 

"La conmiseración con los animales está íntimamente ligada con la bondad de carácter, de tal suerte que se puede afirmar con seguridad que quien es cruel con los animales, no puede ser buena persona. Una compasión por todos los seres vivos es la prueba más firme y segura de la conducta moral"

Arthur Schopenhauer


Como un complemento a la presente Entrada invito primeramente a mis lectores a los siguientes escritos:


-http://scarletimprint.com/2014/06/rewilding-witchcraft/

-http://sarahannelawless.com/2014/07/01/the-witch-and-the-wild/

Ambas lecturas en su momento me hicieron reflexionar acerca del papel del Brujo para con la naturaleza, y no puedo más que estar de acuerdo con la aproximación que Sarah Anne Lawless y Peter Grey evidencian.

Sin embargo nuestro papel no debe limitarse al entendimiento de la naturaleza como el mero estado salvaje, y primitivo, en el cual se desenvuelven los ciervos, lobos, liebres, y demás criaturas que de una u otra forma tienen una incidencia atavistica en la imaginería del practicante del Arte. No, nuestra responsabilidad con el mundo natural ha de necesariamente abarcar nuestro ambiente inmediato.

Desde hace unas semanas he pensado vehementemente en nuestra profunda obligación con los animales que comúnmente solemos clasificar como callejeros. Creo firmemente que tenemos un compromiso ineludible con los perros y gatos en situación precaria, esos que deambulan por las aceras, los terminales de buces, zonas residenciales, et al. Esa obligación, aunque suene mandatorio, se fundamenta en que nosotros, directa o indirectamente, hemos alterado su existencia, los hemos desplazado, o alterado, incluso genéticamente, por motivos utilitarios, y por lo tanto somos absolutos responsables de su situación. Aquí no estamos discutiendo si debemos evitar que el lobo mate o no al ciervo, porque este último nos parece hermoso, y por lo tanto debamos restringir al depredador, no, esto no se refiere a perturbar un ambiente natural básico y auto-sustentable en su propia esencia a favor de un pacifismo ridículo y poco realista; aquí nos estamos refiriendo a que nosotros mismos hemos irrumpido en el ecosistema e impreso en el mismo una obscena marca de crueldad. No voy a hablar de cómo hemos dañado los bosques y montañas, los enlaces presentados al inicio son bastante completos respecto a ese punto, mi posición es el ambiente inmediato de quienes habitamos un ambiente urbano. Suficiente decir que para construir nuestras ciudades hemos arrasado regiones naturales e impuesto nuestra presencia sobre plantas y animales, no olvidemos por un momento que nos alejamos del convivir con la naturaleza para reemplazarlo por un servirnos de ella. Los pájaros en la ventana, aquellos molestos que no te dejan dormir los sábados por la mañana, probablemente hacían hogar en tu actual residencia generaciones antes que tu llegases, y los arboles que están levantando la acera frente a tu zona residencial, los que quieres talar a toda cosa, tenían décadas cuando tú aün no salías de tu padre.

Tal vez es el hecho de que Hekate es mi Diosa, y siento especial simpatía por los canes callejeros, nunca he tenido problema en acariciarlos, y desde pequeño tocaba perros con enfermedades en la piel bastante desagradables, igualmente no tengo reparos en sonreírles y hablarles, aunque peque de parecer demente, pero, más allá de mis propensiones personales, y no soy especialmente piadoso, ni invito a las aves y ardillas a ayudarme a cocinar un pie mientras canto melodías bucólicas y espero a siete mineros; considero que es sentido común de cualquier practicante del Arte, independientemente de su sendero, el tomar responsabilidad por el Mundo que lo rodea y acolchar la caída que padecen los animales y plantas producto de la misma acción de la humanidad, y aunque nos llenemos de arrogancia y digamos que es culpa de los “mundanos”, los “no Brujos”, la verdad es que como especie estamos de una u otra forma atados, nos guste o no.

Además, más allá del hecho de que tenemos responsabilidad en base a nuestra condición humana está la responsabilidad que tenemos como Brujos, que es mucho más vinculante cuando se han tomado votos iniciáticos, o se pretende comulgar realmente con los Poderes.

Como Brujos somos el puente entre el Mundo Espiritual y el Mundo Material, y, a su vez, somos Guardianes de la Naturaleza, entendida como el planeta en el que residimos, pues es ella el espacio a través del cual el espíritu experimenta parte de su proceso evolutivo, y no estoy hablando solo del espíritu “humano”, estoy hablando de los espíritus de la flora, la fauna, y los de procedencia etérica, como las entidades sublunares y elementales. La Tierra es el escenario del crecimiento de un sin número de seres, y entre todos ellos solo nosotros los humanos estamos contribuyendo para destruir la propia base de nuestra trascendentalidad. Y, al final, solo nosotros perderemos, pues la Tierra no será destruida, de una u otra forma lo salvaje imperara, tan cierto como que el Sol se oculta en el atardecer y luego sale por el Este. No seamos ingenuos al creer que todo terminara cual final apocalíptico, y nos llevaremos todo con nosotros, tal vez ese pensamiento contribuye inconscientemente a nuestras tendencias consumistas, de allí la necesidad de que cada cual asuma su responsabilidad y, por su propio crecimiento individual, contribuya al saneamiento de la naturaleza y su salvaguarda, o la misma Tierra tendrá que hacerlo.

Como Brujos tenemos la carga, y el regalo, de hacer lo que esté en nuestras manos por mantener seguro este plano, los Espíritus, esos que nos dan su poder en nuestro Oficio, no estarán ciegos ante la desidia, siempre están atentos freante a nuestras acciones como practicantes del Arte, probando voluntad y deseo, y no esperemos su ayuda si somos cómplices de la destrucción de este plano, que es el hogar de muchos de ellos. 

Y no pretendo alejarme del ambiente urbano, pues lo anterior es perfectamente aplicable a las ciudades. Como vamos a salvar, Brujos de concreto, a los animales del bosque, si nos hacemos la vista gorda y permitimos que el vecino le arroje agua hirviendo al gato de la esquina, o que se patee al perro de la calle, o que talen los arboles de nuestra urbanización vecina sin antes protestar y hacer lo posible por evitarlo. Nos hemos acostumbrado a pasar sobre la naturaleza en vez de trabajar con ella.

Con que moral mirare de los Dioses y Espíritus del Arte si mientras paseo con mi perro de pedigrí aparto con violencia al can callejero que se atraviesa en mi camino. No tengo fe en la humanidad, hace tiempo la perdí, pero quiero tener fe en los que desean transitar el sendero del Arte Brujo, quiero tener fe en que aquel que desee contactar a los Dioses y Espíritus entenderá la necesidad de proteger este plano de las acciones de nuestra misma especie.

El Brujo no sigue tendencias, somos los que vivíamos a las afueras de los poblados, en esa casa en la que las luces de las velas estaban encendidas a horas impropias y en donde peculiares olores se percibían, somos los que estamos a las afueras de la Sociedad, incluso viviendo en un suburbio de hermosas villas con techos rojos. Si alguien mira hacia el otro lado nosotros no tenemos porque hacerlo. ¿Recuerdan mi escrito acerca de la “Libertad de la Existencia”? Pues es perfectamente aplicable en este caso, no temáis alzar la voz cuando algo incorrecto este suscitándose, preocupaos poco por las reacciones al tomar a ese perro del basurero y llevarlo a un veterinario, que importa si os miran con recelo mientras toman al felino muerto en su camino para darle un mejor sitio de descanso (me paso recientemente, y me parece que el no hacerlo sería lo mismo que ver a un ser humano muerto en medio de la acera y no hacer nada)¿porque permitid que aquel continúe golpeando ese arbusto de flores? ¿Tenéis boca no? 





Hacemos la vista ciega y los oídos sordos demasiadas veces al día, nos decimos a nosotros mismos que somos Brujos, Magos, que somos especiales por eso, que los mundanos no nos entienden, y al final no somos diferentes a ellos, y cuando actuamos, cuando por fin salimos del letargo y hacemos algo, nos sentimos superiores, excepcionales, aun no entendemos que es lo que se espera de nosotros, no esperad recompensa por ello, es VUESTRA RESPONSABILIDAD como practicantes del Arte, no son mejores que el que no lo hace, no están por encima que el que contamina la calle al lanzar basura desde el bus, o el que no tiene reparos en atropellar a un perro, simplemente estáis haciendo lo correcto, no esperéis una palmada en la espalda. Lamento ser duro al expresar esto pero no quiero que vosotros, los que me leéis, se eleven hasta un trono imaginario y piensen que son únicos por hacer lo que se supone es vuestro deber como habitantes de este plano, mucho más si os llamáis a vosotros mismos Brujos. 

No es necesario emprender una cruzada para salvar lo natural, sería una quimera. Pequeñas acciones son suficientes, cada acto desencadena otros.

¿Por qué no adoptar a un perro o gato callejero si se desea una mascota? Hay suficientes que necesitan no solo alimento sino afecto, o ¿acaso no se dan cuenta como suelen comportarse los perros, los que no están aterrados de los hombres por malos tratos pasados, cuándo los acaricias? Pueden pasar una hora completa a tu lado esperando que sobes su cabeza, si el hambre no los obliga a salir corriendo. ¿Por qué gastar dinero en un perro de pedigrí próximo a nacer cuando ya hay muchos que necesitan cobijo? No es necesario que entre en detalles acerca del comercio que existe con los llamados “perros de raza”, es un negocio, una moda, y no quiero que se crea que estoy en contra de los perros de estirpe, he tenido un par de ellos, y merecen igualmente afecto y atención, creo que mi punto, si se tiene mediano raciocinio, se capta. Si no puedes, o quieres, adoptarlo, no es dificultoso, si el animal frecuenta tu área residencial o laboral, dejarle comida en un lugar adecuado; con ello harás que su circunstancia, producto de lo que ha hecho tu propia especie, culpable absoluta de lo que ellos están viviendo, sea más llevadera.

¿Por qué no sembrar un Árbol? O siquiera plantar una semilla. ¿Por qué no incentivar y unirte a la iniciativa local para salvar los Arboles de tal plaza? ¿Por qué no recoger esa lata de soda?... “¿Alguien más lo hará?”… ¿Y si ese alguien no llega?  

Pocas veces escribo de forma tan personal pero me veo impulsado a hacerlo, llevo días pensando que escribir acerca de esto, y hoy Ella simplemente me dijo que lo hiciera, sin pensarlo mucho, solo desbordara lo que siento.

Durante mi semana reflexiva en torno a esto por “casualidad” llegaron a mi videos que prefiero no recordar, escenas que intente ver, pues el horror ha de ser enfrentado para ser comprendido, pero que algunas fueron demasiado intensas para proseguir hasta su conclusión, y pude ver nuestra capacidad para causar sufrimiento a criaturas que solo podían expresar a duras penas lo que estaban sintiendo, me llene de ira y frustración, y sí, mi fe en nuestra especie disminuyo sobre manera, lo cual es decir mucho. Pero yo solo no puedo luchar contra la vorágine que se cierne sobre nosotros, mi única solución es actuar desde toda mi capacidad e intentar que otros lo hagan. Probablemente algunos asentirán, durante unos días acariciaran al perro de la esquina y luego olvidaran, otros pasaran por alto todo lo leído, y uno entre veinte interiorizada lo dicho, dentro de un tiempo prudente, algunos meses o hasta un año, y, en concordancia, actuara. Por este último es el que espero. No me importa si toma un mes, cuatro o un año, debemos digerir el conocimiento y luego interiorizarlo para hacerlo parte natural nuestra, de esa forma podremos en verdad hacer algo. Si intentáis aplicar esto inmediatamente solo será una infatuación, os sentiréis bien durante un tiempo y luego se disipara. No es necesario apresurarse.

No puedo decir más respecto a esto, lo demás seria hablar en círculos, la idea esencial esta expresada. En su momento, y si continúan con disciplina en el sendero, y vuestro espíritu avanza realmente, alcanzaran a entender plenamente lo dicho, y no lo digo porque subestime vuestra capacidad, sino porque, como ya lo he señalado, cierta información debe ser enteramente digerida, y tengo plena confianza en que, a aquel que permanezca verdadero en su Búsqueda, los Dioses y Espíritus le harán entender esto; yo lo supe desde que comencé el Camino, y solo después de años pude realmente mimetizarlo con mi esencia. Tal es la costumbre en el Arte. Aun así algo tenía que ser dicho y tal vez esto sirva para darle un empujón al que lo necesite. Después de todo, de nada servirá prender velas e incienso y durar toda la noche ritualizando, si al despuntar el día olvidamos que somos responsables del Mundo, el distante y el cercano, una responsabilidad inherente a nuestro deseo de elevar nuestro espíritu y comulgar con la Otredad, y que en la mayoría de los casos excluimos o ignoramos.

Los Poderes por desconocimiento pueden ser indulgentes, por omisión no tanto.

Pues ahora ya lo sabéis, y tenéis a quien culpar.

2 comentarios :

  1. Muy buenas noches caballero.
    Le escribo luego de leer contadas veces sus escritos y publicaciones, pagina que encontré casualmente por investigar mas sobre el libro de Konstantinos, el libro de las evocaciones.
    Debo estar agradecido puesto que lo que escribes y publicas, es de mi entero acuerdo y gusto ademas que he aprendido muchas otras cosas sobre este camino que precisamente me gustaría, pidiendo amablemente, me ayudaras a recorrer.
    He leído demasiado, aplicado poco, nunca he podido discutir con nadie entrado en el tema del ocultismo, mas búsqueda de la verdad siempre es la misma. Sin embargo, no estoy seguro de lo que es cierto y de lo ilusorio. Me vi tentado por la gnosis primordial, la sabiduria hiperborea. Por el templo de los dioses, por el sendero a la divinidad destinada a cada quien.
    Empero, lamentablemente mi vida esta atada a la necesidad de invertir demasiado tiempo en lo necesario para la existencia. Entonces encontre escritos del llamado "OPHIEL" que ayudaba a atraer cosas materiales para mantenerse de aquello y poder estudiar a fondo el ocultismo.
    No hay nada mas hermoso para mi que adentrarme tranquilamente a las entrañas del conocimiento tenebroso y luminoso del universo conocido y no conocido. Entonces solicito tu guía, para saber que debo leer, que debo aprender, que debo hacer. El tiempo es demasiado valioso, y seria de mi entero placer, invertirlo en los secretos de las noches apenas insinuados por la luz de la luna.
    Mil gracias por tu atención, espero pronta respuesta. Le mando un gran saludo cordial desde este vecino país, Colombia. Un lugar donde también, a igual que tu, perdí fe en la humanidad. Feliz noche

    ResponderEliminar
  2. Agradezco tu comentario, me alegra que mi espacio sea de tu agrado. Por aquí seria inadecuado discutir a fondo tu caso, así que te remito a mi correo, escríbeme allí, identificándote adecuadamente, y te responderé en cuanto vea tu mensaje, y tenga el tiempo.

    Para mi siempre es importante ayudar en lo posible a disipar interrogantes y señalar fuentes confiables.

    Correo: Triple.trident.lucem@gmail.com

    A la Sombra del Tridente

    ResponderEliminar