Hallowmas



Hallowmas



Trick or treat by Radojavor


Hallowmas, Samhain, Noche de Brujas, la Noche de Todos los Santos… 

Sin duda la “fecha bruja” por antonomasia. Se cierne sobre nosotros la festividad más importante de las diferentes recensiones de la Brujería, indiferentemente de ramas especificas o si esta es mas edulcorada en algunas que en otras. Sin embargo no solo es un día especial en lo que se refiere a la celebración y festejo, pues de la misma forma es una ocasión propicia para la magia, más allá de las posturas de ciertas corrientes que sostienen que en los “Sabbaths” solo se celebra. Pero vamos, estamos hablando de tradiciones que realmente no saben lo que es un Sabbath y que creen que solo existen ocho y que de resto se pierden debajo de la tierra hasta que llega nuevamente una fecha importante.  (Para más información acerca del Sabbath visitar este enlace)

No vengo a describir exactamente lo que es Hallowmas, para ello hay bastante información tanto en la web como en libros. El punto es que es importante, sí, y debe ser aprovechada adecuadamente, precisamente porque es un Sabbath, uno de los innumerables que pueden ser celebrados en un año, que cae en una fecha sumamente relevante, aquella en la cual el velo que separa los mundos es mucho más delgado y todo eso que seguramente ya saben y que no es necesario que lo repita. 

¿Por qué esta entrada? Porque detesto ver como una festividad y trabajo ritual tan poderoso es desaprovechado y usado como una excusa para llorar inconsolablemente por los fenecidos, cuando se supone que aquellos que “celebran” tal ocasión deberían tener la madurez espiritual suficiente, y no se necesita mucha, para entender que la muerte es sencillamente un cambio de estado, el último proceso alquímico que vivimos estando en la materia, y que por lo tanto no es definitiva. 

He visto brujos, e incluso auto-vanagloriados Sacerdotes de grados insondables, llorar a viva voz por familiares fallecidos largo tiempo atrás. Un espectáculo lamentable, y perdonad mi crudeza, tal no es una actitud digna de alguien que ha sido testigo, aparentemente, de los misterios divinos.

¿El siempre arrogante Frater G.S intenta juzgar y decir quién puede llorar o no? 

Oh sí mis amigos, lo hago, y con mucho placer. 

Y es precisamente por mi deseo de que los practicantes del Arte entiendan y aprovechen al máximo su experimentación del maravilloso mundo espiritual y mágico en el cual nos desenvolvemos. Ser entendedor de los misterios no es decirlo únicamente estimados lectores, es vivirlo, si no somos consecuentes con nuestra espiritualidad nos convertiremos en hipócritas y nuestro avance se verá truncado por las bajas emociones que intentan hacernos retroceder. 

Hallowmas no es una fecha para llorar a los que han partido, ni extrañarlos, ni desear que nunca hubiesen muerto. Eso dejadlo a los cristianos, a los paganos, en definitiva, a los profanos, no iniciados en los misterios del Arte Brujo. Hallowmas es un momento de extático frenesí, de comunión directa con la Otredad, de ver cara a cara a los Antiguos, de recibir gnosis y poder por parte de los Dioses, ancestros, espíritus, daemones e incluso demonios, si los saben llevar claro está; es el momento en el cual ambos mundos se vuelven uno y la perfecta oportunidad para transformarnos con la corriente alquímica de la muerte. No hay mejor momento para iniciarse profundamente en los misterios oscuros del Arte y elevarnos un paso más cerca en nuestro ascenso a través de las esferas y nuestro anhelo por ser perfectos receptáculos de los Poderes. 

¿Desperdiciaremos tal noche de gloria y majestad espiritual y divina por un rio de lágrimas y recuerdos? ¿O nos alzaremos y lanzaremos a la profundidad del Otro Lado para tomar lo que nuestra Voluntad Suprema nos reclama?   

En verdad se acerca la Noche, y cada día que me lleva más cerca de ese momento reafirma la inexorable disminución del Velo. Despertar sin cambio alguno cada madrugada a las 3:00 Am para percibir las presencias que irrumpen en la habitación y que invitan, con siseos y una seducción maliciosamente agradable, a despojarme de mi carne y viajar con ellos es señal indiscutible de que la temporada oscura se ha manifestado con fuerza.  No desaprovechare ese día.   

Y tampoco espero lo hagan ustedes. 

Planead un rito portentoso, pensadlo adecuadamente y experimentad lo que nunca habéis hecho antes, dejaos llevar por el éxtasis de la penumbra y el orgiástico placer que es desatado a través de los túneles de los Mundos. Iniciaos en los misterios oscuros y dejad que los Dioses Negros sean vuestros guías. No desperdiciad tiempo en lágrimas y recuerdos, que de nada sirven y solo retrasan. Honrad a sus ancestros, sí, pero por aquello que les darán y las puertas que les abrirán, no por lo que hicieron en vida o lo que fueron, eso ya es pasado. Ustedes no le recuerdan a un vivo constantemente su ayer ni lloran frente a él/ella por lo que hizo o dejo de hacer sino que viven su presente y avivan su futuro, pues el mismo principio se aplica a los que ya no están aquí; porque sabed que no están en carne pero aun existen, tal como ustedes y yo, solo que la tan molesta, como placentera, carne ya no es de su incumbencia.  

Así que para el 31 de Octubre espero encontrarlos en el Sabbath, y llamar al Diablo a la Medianoche, en la encrucijada del sueño y la vigilia. Allí donde los planos se funden y los vivos y los vivos, sí los vivos, comulgan en frenesí y la gnosis es develada al valiente y digno.

No habrá lágrimas esa noche, sino el grito orgásmico del conocimiento recibido y el espíritu empoderado, y un placer que ciega los sentidos y le abre los ojos al Alma.



A la Sombra del Tridente

Frater G.S

No hay comentarios :

Publicar un comentario